Poner la barba en remojo

barbasenremojo

Fórmula oral que refiere a los casos en los que se le llama la atención o se castiga a una persona por un acto indebido.

La expresión original no dice barbas, sino bardas. Las bardas son límites, cercos o vallados históricamente, fabricados con sarmientos, paja o espinos y usados para dividir terrenos. Inicialmente se decía: “Cuando veas las bardas de tu vecino quemar, pon las tuyas a remojar”, para evitar que te ocurriera lo mismo. En el fondo, no se trataba de un castigo sino de una advertencia. Bueno, en este caso, el tiempo y el viaje del refrán por diferentes lugares y culturas, provocó una modificación sustancial en el formato de la expresión y en su significado.

Fuente: http://www.taringa.net/posts/info/16349039/Cual-es-el-origen-de-los-dichos-populares.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*