Hasta el último hombre, el gran regreso de Mel Gibson, el director

andrew-garfield-hacksaw-ridge

Pasaron 10 años desde Apocalypto, la última película que dirigió Mel Gibson.

En todo este tiempo, Gibson, un poco condenado al ostracismo por sus altercados públicos y su mala imagen —por resistirse a un arresto tras conducir borracho y haber agredido al oficial con insultos antisemitas, y por otros insultos y supuestas amenazas violentas a su novia en grabaciones telefónicas filtradas—, se dedicó a actuar aisladamente: un par de esos papeles de acción que ya puede hacer casi con los ojos cerrados (Edge of Darkness, Get the Gringo), algunos tal vez más experimentales para lo que es su carrera (The Beaver) y otros que simplemente parece haber aceptado para divertirse un poco (Machete Kills, The Expendables 3).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*