La infidelidad sí afecta la salud

¿Quién no ha sufrido una infidelidad? A muchos nos ha pasado una o más veces, incluso decimos metafóricamente que nos han roto el corazón Pero más allá de todo el sufrimiento, la ciencia explica varios efectos que este momento deja en la salud.

Efectos en cuerpo y mente

Un reciente estudio elaborado por la Universidad de Nevada en Reno establece que el ser engañado por la pareja puede tener efectos vinculados a la depresión y la ansiedad, pero también puede conducir a comportamientos arriesgados como comenzar a tener multitud de relaciones sin control y precaución alguna, así como caer en el abuso de consumo de alcohol y otras sustancias.

Una infidelidad tiene efectos en el cuerpo y mente. El abuso del alcohol y drogas pueden sumarse a otros trastornos más que se relacionan con la alimentación o incluso ejercicio físico. Estos estudios señalan que las más perjudicadas suelen ser las mujeres.

¡No soy yo, eres tú!

La autora del estudio M. Rosie Shrout afirma que “hemos encontrado que muchas de estas personas que acaban haciéndose culpables de haber sido engañadas por sus parejas, ponen en riesgo su salud  con comportamientos arriesgados”.

Para el estudio se contó con personas jóvenes que sufrieron una infidelidad en los tres meses previos del inicio del análisis, tras tener una relación estable de más de año y medio.

Los resultados comprobaron que el comportamiento autodestructivo se daba casi de igual manera si esas personas continuaban o no la relación con las personas que les habían engañado.

Mi compañero por esta noche… un bote de helado

Además de los efectos relacionados con la depresión y la ansiedad, sufrir un engaño de este tipo lleva a comportamientos que pueden comprometer la salud física, como comer demasiado o no comer en absoluto, abusar del alcohol y marihuana con demasiada frecuencia, tener relaciones sexuales bajo la influencia de drogas y alcohol y tenerla sin protección. También se detectó el hecho de que muchos de estos jóvenes optan por hacer demasiado ejercicio sin control.

En México en promedio 20 de cada 100 mexicanos se atreven a confesar que han sido infieles a sus parejas, una cuarta parte de la sociedad reconoce que ha sido engañada y superado de la mejor manera a sus exparejas

Tomado de:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*