Once cosas que no sabías de las várices

Las várices provocan en muchas mujeres inseguridad,  pero más allá de que a veces no nos gusta como hacen lucir nuestras piernas, la realidad es que afectan nuestra salud.

También llamadas “arañitas” por como se forman en las piernas, las várices  surgen a causa de un mal funcionamiento de las venas que impiden que la sangre siga su camino hacia el corazón, provocan que la sangre refluya hacia abajo y se estanca en las venas, ensanchándolas. Esto deriva en problemas de circulación sanguínea muy perjudiciales para la salud.

Síntomas

Los síntomas de quienes las sufren son de distinto orden y pueden aparecer unos y otros no, según el caso. Más allá de la apariencia, relativa exclusivamente a lo estético, existen otros síntomas característicos.

  • Sensación de pesadez en las piernas
  • Calambres, hormigueo y comezón, especialmente después de haber permanecido mucho tiempo en una misma posición.
  • Hinchazón
  • Dolores

El cuidado de las piernas es indispensable para toda mujer por lo que te decimos lo que no sabías de las várices.

1. No tiene relación con otras enfermedades

No existe relación entre las várices y otras enfermedades vasculares que afectan a las arterias (como infartos, embolias cerebrales, etc.).

2. Debes tratarlas ya

Al no tratar las várices nos exponemos, tarde o temprano, a complicaciones severas.

3. Debes tener un control médico

La enfermedad varicosa es evolutiva y progresiva por lo que es preciso un control médico anual como mínimo.

4. Tiene diferentes nombres

La insuficiencia venosa adquiere distintos nombres según el órgano afectado: se denomina hemorroides a la dilatación de las venas del ano; varicocele, a las del cordón inguinal; etc.

5. Existe gran variedad de medicamentos

Existe una amplia variedad de medicamentos en el mercado cuyas propiedades activas complementan a los tratamientos: flebotónicos, analgésicos, antiinflamatorios, anticoagulantes, antibióticos, corticoides, etc. Consulte con su médico y no se automedique.

6. La digestión es importante

Una digestión estreñida concentra la sangre en la zona abdominal y aumenta la presión en todas las venas circundantes perjudicando en forma directa la circulación sanguínea.

7. Posiciones con factores de riesgo

Los trabajos que requieren estar de pie sin moverse o sentarse en la misma posición durante mucho tiempo, son un factor de riesgo para la aplicación de várices.

Nunca permanezcas sentada o parada por más de dos horas.

8. El calor perjudica

El calor excesivo (proveniente del sol o de cualquier otra fuente calórica), provoca vasodilatación y la consecuente aparición de derrames.

9. Coloca las piernas en alto

Colocar las piernas en alto cada vez que sea posible contrarresta los efectos de la insuficiencia venosa.

10. Existen repercusiones óseas y articulares

Las afecciones óseas y articulaciones de los pies y las piernas hasta la cadera repercuten sobre la circulación de retorno.

11. El calzado no se debe tomar a la ligera

El calzado adecuado para estimular la función natural del pie debe ser ancho para permitir la libre movilidad de los dedos y articulaciones y con un tacón de 3 a 4 cm.

Tomado de:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*