Las mejores formas de recargar las pilas y llenarte de energía

¿Te sientes cansado y sin ganas de hacer nada? Algo está pasando y lo más seguro es que tus niveles de energía estén en nivel rojo. Es cierto que muchas veces nuestro ánimo decae y nos sentimos cansados, todo nos supera, el trabajo, las horas extra, compromisos familiares, los estudios, los entrenamientos…, pero ante esa situación no te dejes llevar por la corriente ni te pongas en modo stand by, y pon en práctica nuestros consejos para recargar tus pilas y recuperar toda la energía perdida.

Tus niveles de energía pueden estar bajos como consecuencia de una mala alimentación, estrés, una vida sedentaria o la falta de motivación

Aunque nuestro agotamiento puede deberse a un hecho puntual, en ocasiones son bastantes los factores que influyen en esta pérdida de vitalidad, como puede ser la falta de motivación, una alimentación poco equilibrada, picos de estrés o llevar una vida demasiado sedentaria. Nuestro estilo de vida es el responsable de cómo nos sentimos, por eso tenemos que cuidarnos día tras día.

Algunos de los síntomas que nos pueden hacer sospechar de esa falta de energía vital son un excesivo cansancio, tener más sueño de lo normal, la falta de ganas de hacer cualquier actividad social o deportiva, y una apatía generalizada. Si notas varios de estos signos no dejes pasar ni un minuto más y comienza con el cambio. Para ello, te proponemos 10 sencillos consejos con los que cargar tus baterías y sentirte con energías renovadas.

1. Desconecta y medita

Escápate a la naturaleza, un rato de desconexión en la montaña o el mar te llenará de energía positiva. Basta con ir a una zona con buenas vistas y meditar mirando el paisaje, tómate todo el tiempo que necesites. Una buena manera de resetearse es haciendo respiraciones profundas, de esta manera el cuerpo se relaja, exhalando el estrés e inhalando energía positiva.

2. Activa tu cuerpo con ejercicio suave

Una de las mejores maneras de recargar las pilas es haciendo ejercicio. Salir a montar en bicicleta, a correr, nadar o simplemente caminar durante media hora hace que nuestro cuerpo produzca dopamina, serotonina y endorfinas, unas hormonas que nos alejan de la ansiedad y nos producen una sensación de energía y felicidad que te dará fuerza para conseguir lo que te propongas. El yoga o el taichí también te ayudarán a refrescar la mente.

3. Sal de la rutina

Piensa, seguro que hay algo que siempre has querido hacer y por falta de tiempo o por otro motivo no has hecho. Es el momento de tacharlo de la lista de cosas pendientes. Apúntate a talleres o a clases de baile, cocina nuevos platos, cambia de look, haz excursiones al aire libre o viaja solo o acompañado, pueden ser buenas forma de sentirte con más ánimo, además de pasártelo bien y conocer gente nueva.

4. Cura de descanso reparador

El descanso es fundamental para sentirse bien. Sin embargo, es tan malo dormir poco como mucho. Descansa por la noche entre ocho y nueve horas. Si evitas la irresistible siesta después de comer, y además haces algo de ejercicio, conseguirás caer rendido en la cama, tendrás un sueño profundo y reparador cada noche que hará que te despiertes con las pilas rebosantes.

5. Di adiós a las grasas y alimentos procesados

Somos lo que comemos, si nuestra alimentación está basada en grasas animales, calorías vacías o en alimentos procesados, tendremos un peor estado de ánimo que si dotásemos al cuerpo de una dieta saludable. La comida rápida rica en grasas puede reducir los niveles de serotonina, lo que se traduce en una sensación de mayor cansancio y peor estado de ánimo. Elimínala de tu dieta.

6. Come más verde

Una alimentación basada en frutas, verduras y carnes con moderación te dotarán de toda la energía que necesitas, gracias a su fuente de vitaminas y minerales. Algunas frutas como las fresas pueden ayudarte a producir endorfinas, las hormonas de la felicidad. Tampoco hay que olvidarse de una buena hidratación que hará que tu cuerpo esté a punto para comenzar cualquier actividad.

7. Dale un capricho a tu cuerpo

En ocasiones nos olvidamos de cuidarnos tanto como deberíamos. Si notas que estás bajo de energía acude a un balneario, a un spa o ve a que te hagan un tratamiento de belleza o masaje, te sentirás como nuevo. Otra opción es darse un buen baño con espuma y sales, a la que puedes añadir una relajante música de fondo. Saldrás del baño dispuesto a comerte el mundo.

8. El salero cuanto más lejos mejor

La sal puede hacerte sentir hinchada y en consecuencia cansada y sin ganas de hacer nada. Por ello, aleja el salero de tus comidas y si sientes que la comida está sosa y no sabe a nada prueba a utilizar diferentes especias, tendrás más energía y conocerás sabores que ni imaginabas. Evita también los productos precocinados cuya cantidad de sal es bastante alta.

9. Diviértete con amigos

Levanta el teléfono y llama a tus amigos, planea una quedada para comer o cenar, para dar una vuelta, tomar algo y si es posible hasta un viaje. Una buena opción para grupos es una casa rural, doble beneficio: relaciones sociales y naturaleza en estado puro. Las charlas sobre lo que os ha pasado últimamente y las risas del encuentro te llenarán de energía positiva y volverás a casa de mejor ánimo.

10. Dale al play

Mientras estás cocinando, haciendo las tareas de la casa o caminando por la calle, ponte música. Elige algún género que te guste o innova probando a ver qué te despiertan otros géneros. Eso sí, intenta que sea música animada para que pueda alegrarte y hacerte ver las cosas de otra manera. En pocos minutos tus piernas y brazos se moverán solos y notarás como cada melodía carga tus pilas.

Tomado de: http://www.webconsultas.com/curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*