¿Qué efectos tiene el excesivo uso de celular en niños?

uso de celular en niños

¿Entretienes a tus hijos con el celular? Estás cometiendo un error

Muchos padres de familia permiten en exceso el uso de celular en niños porque piensan que no causa ningún daño, sin embargo, un estudio demostró lo contrario.

Especialistas encontraron que permitir que los niños usen demasiado el celular afecta seriamente su desarrollo.

Según los estudios, el daño puede darse a nivel emocional y también intelectual, ya que en los primeros años de vida es cuando se desarrollan con mayor intensidad los procesos lingüísticos, sociales, emocionales y motores.

En los niños pequeños, el celular puede intervenir en la formación de conexiones neuronales, las cuales pueden alcanzar las mil en el primer año de vida.

Sin embargo, uno de los procesos que más se ven afectados es la adquisición del lenguaje, especialmente el desarrollo del vocabulario.

Otras habilidades perjudicadas son la comunicación e interacción directa, el cara a cara, la gesticulación, las emociones y la expresión.

>>Te puede interesar: Beneficios de la meditación en los niños 

Consecuencias del uso de celular en niños

El daño que puede producirse en el cerebro del niño es más agresivo cuando son bebés pequeños, pero puede afectarlos en cualquier etapa de su desarrollo.

Como la comunicación cara a cara se ve afectada, la comunicación entre los padres y los hijos desde los primeros meses de vida no es la misma.

Está comprobado que la comunicación cara a cara incide en el comportamiento y el desarrollo emocional de los niños.

Mediante la relación con sus padres los niños aprenden a comprender las emociones y a regularlas, al mismo tiempo, pueden distinguir las expresiones faciales y su significado.

Otro aspecto que preocupa a los expertos es la excesiva atención que los padres ponen en los aparatos tecnológicos.

Cuando eso sucede, se tiende a ignorar a los pequeños o contestar sin mirar o procesar claramente lo que el niño dice.

La adicción al móvil lleva a los padres a ser más intolerantes con las interrupciones, es por ello que se enfadan más y las consecuencias por lo general recaen sobre los niños.

Los especialistas explican que mientras las personas realizan alguna acción en el móvil se activa la parte del cerebro del “hacer” y tienden a ignorar otras acciones a su alrededor.

A largo plazo, los niños podrían sentirse ignorados por sus padres y creer que no son queridos o son menos importantes.

Esta situación es percibida como un rechazo que afecta su autoestima y perjudica sus habilidades sociales.

La próxima vez que quieras que tu hijo se entretenga con el celular, deberías pensarlo dos veces y preferir actividades que contribuyan en su desarrollo.

>>Te puede interesar: El desayuno para niños que mejora el rendimiento escolar 

(Con información de Mejor con Salud)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*