100 palabras científicas que usas mal (y quizá no lo sabías)

Es posible que estas palabras no signifiquen lo que creas que significan. ¿O sí?

Sin el lenguaje, está claro que nuestra comunicación sería bastante confusa. Y aunque las formas en que nos comunicamos pueden ser muy flexibles, ¿ realmente sabemos lo que significan algunas  palabras cuando las usamos? (sobre todo, si hablamos de ciencia).

En ciencia, las palabras se definen por significados altamente especializados. Por ello, y para evitar malentendidos o malos usos, un equipo de investigadores de la Universidad de Emory en Atlanta (EE. UU.) ha publicado una lista de términos con el fin de que el común de los mortales deje de equivocarse.

“En psicología, muchos términos son confundidos no sólo por estudiantes nuevos, sino también por estudiantes avanzados, instructores de psicología y periodistas científicos”, afirma Scott Lilienfeld, coautor del trabajo.

Su confusión puede perjudicar la comprensión de conceptos científicos claves en el día a día. De ahí que una comprensión adecuada de la terminología especializada es un requisito previo para el dominio de los conceptos básicos en todas las disciplinas científicas, incluyendo la ciencia psicológica.

Este nuevo trabajo es en realidad una secuela de un estudio anterior (publicado en 2015) en el que recogieron una lista de las palabras más “inexactas, engañosas, mal empleadas, ambiguas y lógicamente confusas en psicología, genética y ciencia en general”.

La lista actual presenta 50 pares de palabras que significan cosas completamente diferentes, pero a menudo son confundidas entre sí. Se confunden en la escritura académica, la escritura popular o ambas. Muchos de los términos, como aprendizaje y memoria, son frecuentemente confundidos no solo por estudiantes que acaban de comenzar la carrera, sino por estudiantes avanzados de psicología, instructores de psicología y periodistas científicos. La lista de pares de términos comúnmente confundidos “debería ser una contribución modesta para mejorar la alfabetización psicológica y el pensamiento crítico en la psicología de manera más amplia”, aclaran los autores en la revista Frontiers in Education.

 

Todas las ciencias confían en el lenguaje especializado, o “jerga”, y la psicología no es una excepción. De hecho, una comprensión adecuada de la terminología es un requisito previo para el dominio de los  conceptos básicos de cada disciplina científica, porque los términos son referentes para los conceptos y no es sorprendente que se le dedique habitualmente una gran cantidad de tiempo en la  educación superior para asegurar una comprensión precisa de la terminología de su campo.

He aquí las más habituales.

 

Antisocial vs timidez

Antisocial es un término que se usa frecuentemente para describir a personas  tímidas e introvertidas, pero lo cierto es que la palabra antisocial tiene un significado bastante más oscuro, ya que esta conducta implica que sus actos pueden perjudicar a otras personas, esto es, que se considera un peligro para la sociedad. Demasiado para un tímido solitario.

 

Psicópata vs sociópata

Mientras que la psicopatía es un trastorno de la personalidad que diagnostican los expertos, la sociopatía no lo es. En la psicopatía, los individuos presentan tendencias antisociales innatas (ya sea por diferencias biológicas o de función cerebral) que dificultan la socialización. La personalidad psicopática produce una conducta anormalmente agresiva e irresponsable. En la sociopatía, los individuos poseen un temperamento normal, pero sin atributos socializadores a causa de una crianza negligente por parte de los padres. El resultado es un adulto salvaje, incapaz de socializar adecuadamente y con inclinación a la comisión de delitos.

 

Locura vs incompetencia

Los expertos también se esfuerza por explicar cómo la locura y la incompetencia no son lo mismo cuando se trata de cargos legales. Así, por ejemplo, una persona que se encuentra legalmente loca en un juicio no puede ser declarada culpable de un crimen, pero si es considerada incompetente, no puede ni siquiera enfrentarse a un juicio.

 

Refuerzo negativo vs castigo

El refuerzo negativo implica la retirada de un estímulo, y esto aumenta la probabilidad de un comportamiento anterior positivo, mientras que el castigo, implica la presentación de un estímulo negativo y, al contrario que el anterior, disminuye la probabilidad de un comportamiento anterior deseado. Sin embargo, este hecho no ha impedido el uso indebido de estos términos en numerosas fuentes populares e incluso programas de televisión, como la famosa serie The Big Bang Theory.

 

Efecto de renovación vs recuperación espontánea

Ambos términos describen fenómenos condicionantes clásicos que surgen tras la desaparición de una respuesta condicionada. En el efecto de renovación, en el caso, por ejemplo, de una terapia exitosa para superar la aracnofobia, los individuos pueden experimentar un resurgimiento de este miedo -efecto de renovación- cuando encuentran una araña en otro contexto que no sea el laboratorio (como el jardín de su casa). Por el contrario, la recuperación espontánea se refiere al restablecimiento de una respuesta condicionada previamente extinguida tras el paso del tiempo.

 

Sensación vs percepción

Se confunden con mucha frecuencia, sin embargo, la sensación se considera tradicionalmente como la etapa inicial de la detección de datos del medio ambiente a través de uno o más sentidos (por ejemplo, visión, audición y olfato); mientras que la percepción se considera como la etapa posterior de interpretación de estos datos brutos y transformación en  información significativa.

 

Memoria de trabajo vs memoria a corto plazo

Aunque estos términos se usan a menudo indistintamente hay que diferenciar entre ellos. La  memoria de trabajo o memoria operativa se refiere a los procesos empleados para el almacenamiento temporal de información y la elaboración de la información; es decir, la memoria de trabajo es un grupo interrelacionado de sistemas para el almacenamiento transitorio y la manipulación de la información. Por el contrario, la memoria a corto plazo es exclusivamente el sistema específico dentro del aparato más amplio de memoria de trabajo. No hay que confundir la parte con el todo.

 

Conformidad vs obediencia

Aunque ambos términos se refieren a formas de influencia social, difieren en al menos dos maneras. En conformidad, la dirección de la influencia social es “horizontal”, es decir, de uno o más compañeros a un individuo, mientras que en la obediencia, la dirección es “vertical”, es decir, de una o más figuras de autoridad a un individuo. En la conformidad, además, la influencia es implícita y en la obediencia es explícita.

 

Prejuicio vs discriminación

El prejuicio se refiere a una creencia, mientras que la discriminación se refiere a un comportamiento manifiesto. Concretamente, el prejuicio describe una propensión a “prejuzgar” a los demás, es decir, a llegar a un juicio negativo prematuro de ellos; la discriminación se refiere al acto de tratar mal a otros, como insultarlos, asignarles menos recursos o decidir no contratarlos, en función de su pertenencia a una o más categorías (como ser obeso, judío o mujer).

 

Raza vs etnia

La raza se refiere a una clase (como ser caucásico o afroamericano, definida por las diferencias biológicas, como presentar un color de piel blanco o negro). En cambio, la etnia es un concepto más amplio, que no sólo engloba la raza, sino que abarca también variables culturales, como el país de origen, las costumbres y el idioma preferido.

 

 

Sexo vs género

La distinción no es universal pero, según la última edición del manual de estilo de la American Psychological Association (2010), el “sexo” está reservado para las diferencias biológicas, mientras que el “género” se ciñe a las diferencias sociales. Por ejemplo, cuando se hace referencia a  hombres y mujeres en el contexto de grupos socialmente definidos, normalmente se debe usar el género, no el sexo.

 

Afecto y estado de ánimo

Habitualmente se emplean de formas inconsistente y confusa. Sin embargo, en psicología, el afecto se considera tradicionalmente como un estado emocional transitorio y específico, mientras que el estado de ánimo es un estado emocional más prolongado y omnipresente.

 

Ansiedad vs miedo

Numerosos autores utilizan estos términos indistintamente. No son fisiológicamente indistinguibles. Por ejemplo, la ansiedad se asocia con un efecto negativo en presencia de una amenaza ambigua y potencialmente evitable, mientras que el miedo se asocia con un efecto negativo en presencia de una amenaza inminente e inevitable. Además, la  ansiedad tiende a persistir incluso después de que la amenaza se disipe, mientras que el temor tiende a disminuir o desaparecer después de que el peligro haya desaparecido.

 

Empatía vs simpatía

La  empatía suele estar mal definida. ¿Es la capacidad de apreciar o captar las emociones de los demás? A los ojos de los estudiosos, el individuo que experimenta la empatía, siente las mismas emociones, como la angustia, el miedo o la infelicidad del objetivo de la empatía. En contraste, en la simpatía, el individuo experimenta preocupación o compasión por la otra persona.

 

Envidia vs celos

Estos términos suelen ser habitualmente confundidos en el lenguaje popular (por ejemplo, “Estoy celoso porque vas a ir Hawái la próxima semana!”). La distinción realmente es muy sencilla: la envidia involucra a dos personas, mientras que los celos involucran a tres o más personas. Así de simple. De ahí que lo único que puedes sentir si tu amigo se va de viaje es envidia y no celos.

 

Represión contra supresión

En la jerga psicoanalítica, la represión es un mecanismo de defensa marcado por el olvido inconsciente motivado por material desagradable. La supresión, por el contrario, es un mecanismo de defensa marcado por el olvido consciente de dicho material incómodo.

 

Vergüenza vs culpa

La vergüenza y la culpa difieren, aunque no siempre suele coincidirse en la naturaleza de esta diferencia. La mayoría de las investigaciones sugieren que la vergüenza refleja una evaluación negativa global del autocontrol de una conducta problemática o no ética (“soy malo”), mientras que la culpa evidencia una evaluación negativa más específica de este comportamiento (“hice algo malo”).

 

Subconsciente vs inconsciente

El biógrafo de Freud, Peter Gay, escribió que la tendencia a usar el término subconsciente en lugar del término inconsciente es “un error común y revelador”. Básicamente, el procesamiento subconsciente difiere del procesamiento inconsciente, que es ostensiblemente inaccesible a la conciencia.

 

Catalepsia vs cataplexia

Ambos términos se refieren a indicadores potenciales de  trastorno mental, pero difieren sustancialmente a pesar de su similitud superficial. La catalepsia es un estado de rigidez muscular e inflexibilidad de la postura, como se observa en la esquizofrenia con características catatónicas pronunciadas, así como en ciertas condiciones neurológicas, como la enfermedad de Parkinson. Por el contrario, la cataplexia se refiere a una pérdida completa y repentina, pero temporal, del tono muscular. Es una característica central del trastorno del sueño de la narcolepsia.

 

Clasificación vs diagnóstico

La clasificación es el acto de construir un sistema de nomenclatura que permite a los expertos ubicar a individuos, organismos, objetos, elementos u otras entidades en categorías (como la Clasificación Internacional de Enfermedades, por ejemplo). En contraste, el diagnóstico es el acto de asignar individuos a una o más categorías dentro de un sistema de clasificación. No hay que confundirlos.

 

Delirios vs alucinación

Los delirios son falsas creencias no compartidas por los miembros de la cultura del individuo, mientras que las alucinaciones son experiencias perceptivas que ocurren en ausencia de cualquier estimulación sensorial. La confusión de estos términos está muy extendida en la cultura popular y ocasionalmente se confunden en la literatura revisada por pares. Gran parte de la confusión entre estos dos conceptos probablemente deriva de su concurrencia. Por ejemplo, muchos pacientes que escuchan voces persecutorias (una alucinación auditiva) desarrollan la convicción de que otras personas tienen la intención de hacerles daño (una ilusión o delirio).

 

Obsesión vs compulsión

Las obsesiones son pensamientos recurrentes y persistentes o imágenes que se experimentan como intrusivas o no deseadas. Por el contrario, las compulsiones son comportamientos repetitivos o actos mentales por los que un individuo se siente empujado a actuar en respuesta a una obsesión. Por ejemplo, los pensamientos recurrentes de contaminación potencial son obsesiones, mientras que el lavado de manos recurrente destinado a neutralizar o reducir la frecuencia de estos pensamientos son compulsiones. Las obsesiones producen ansiedad, mientras que las compulsiones reducen la ansiedad, al menos a corto plazo.

 

Esquizofrenia vs Trastorno de personalidad múltiple

El mal uso de ambas acepciones en la  cultura popular es más que palpable. Como ya observó el gran psiquiatra suizo Eugen Bleuler (1911), la esquizofrenia se caracteriza por una división severa de funciones, como la cognición, la emoción y la motivación, en una sola persona. En cambio, en el trastorno de la personalidad múltiple, ahora denominado trastorno de identidad disociativa, la mente del individuo alberga aparentemente dos o más personalidades distintas.

 

Asesino en serie vs asesino en masa

No es lo mismo. El término “asesino en serie” se refiere a alguien que mata a varias personas en una serie de incidentes que están separados en el tiempo. Por el contrario, un “asesino en masa”, como el asesino de Virginia Tech en 2007 o el  asesino del cine James Holmes de 2012, masacra a un gran número de personas en un solo incidente.

 

 

Síntoma vs signo

Los síntomas y signos son indicadores de psicopatología. Sin embargo, los síntomas son subjetivos y son los pacientes los que informan sobre ellos; los signos son en su mayoría objetivos y son los médicos los que los detectan. Por ejemplo, la  fatiga es un síntoma común de trastorno depresivo mayor, mientras que el retraso psicomotor (ralentización del movimiento) es un signo común de esta condición.

 

Transgénero vs travesti

Una persona transgénero posee una identidad de género que difiere de su sexo biológico (cuando esa persona busca intervención médica para la transición a un sexo diferente, se le conoce comúnmente como transexual). Por el contrario, un travesti es alguien que se viste de ropa que difiere de la que usan tradicionalmente los miembros de su sexo biológico.

 

Mediador vs moderador

Estos dos términos pueden confundirse fácilmente. Un mediador es una variable, C, que interviene entre dos variables relacionadas A y B, y que además, puede ser parcial o completa. Por el contrario, un moderador es una variable, C, que afecta estadísticamente a la dirección, magnitud o ambos, de la relación entre las variables A y B. Por ejemplo, la relación positiva entre los eventos de la vida y la gravedad de la enfermedad es más fuerte en eventos incontrolables, como la muerte de un cónyuge, que en eventos controlables, como el divorcio. Los mediadores tienden a abordar las preguntas de “cómo” o “por qué”, mientras que los moderadores tienden a abordar preguntas como “cuándo”, “para quién” y “bajo qué”.

 

Prevalencia vs incidencia

La prevalencia se refiere a la proporción de individuos en una población con una condición dada, como un  trastorno psiquiátrico. Por ejemplo, la prevalencia puntual se refiere al porcentaje de personas en una población que cumplen los criterios para una condición dada en un momento dado en el tiempo. Por el contrario, la incidencia se refiere a la tasa de aparición de nuevos casos de individuos con una condición en un intervalo de tiempo específico, como 1 mes o 1 año.

 

Factor de riesgo vs causa

Un factor de riesgo es una variable que (a) precede al inicio de un trastorno (b) y está asociada a una mayor probabilidad de desarrollar este trastorno. Sin embargo, no todos los factores de riesgo son factores de riesgo causales. Por el contrario, la muerte de un ser querido parece preceder y estar causalmente relacionada con el riesgo de la aparición de una depresión mayor.

 

Coma vs estado vegetativo persistente

Los términos coma y estado vegetativo persistente están estrechamente relacionados pero deben ser distinguidos. Las personas que experimentan coma después de una lesión cerebral traumática, sobredosis o mal uso de drogas, son incapaces de responder a la estimulación externa, como la luz o el sonido; no pueden ser despertados, responder a órdenes verbales, o iniciar acciones intencionadas y carecen de un ciclo normal sueño-vigilia. En el estado vegetativo persistente, la  conciencia normal del yo y el medio ambiente están ausentes; al contrario que el coma, puede durar muchos años y causar discapacidad cognitiva y funcional permanente. Se conservan ciertos reflejos y respuestas automáticas, no como en el coma.

 

Tomado de: https://www.muyinteresante.es/ciencia/fotos/100-palabras-cientificas-que-usas-mal-y-quiza-no-lo-sabias/coma-vs-estado-vegetativo-persistente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*