Párate con estilo

La belleza se realza con el buen vestir

“Cuando estás bien vestida, los demás te notan; en caso de estar mal vestida, notan tu ropa”, decía la muy conocida Coco Chanel.

Amigas y amigos, con esta frase genial estamos iniciando nuestra cita de cada semana. Un encuentro donde disfrutamos compartiendo algunos tragos de belleza, moda y estilos. Y como a toda importante cita hemos de ir vestidos de manera apropiada, les propongos que coqueteemos un poco con algunos aspectos generales vinculados al arte del buen vestir.

Digo arte porque, aunque muchos y muchas puedan ver al buen vestir como algo que no tiene ciencia, la vida diaria demuestra que muchas personas parecen no dominar bien la cuestión. Entonces veamos algunos aspectos generales que nos pueden ayudar en dicho sentido. Pero esta semana tendremos una peculiaridad, estaré centrándome en el vestir masculino y la próxima semana abordaré el femenino.

Espero que mis amigas de Parada con Estilo no se enfaden conmigo y mucho menos piensen que soy poco caballeroso al concederle prioridad esta vez al sexo masculino. No es nada de eso mis lindas amigas, la cuestión es que queremos un blog donde el sexo masculino también se sienta protagonista. Así que no se me pongan bravitas y más bien aprovechen el tema para ayudar a sus parejas, familiares o amigos a que luzcan un buen vestir. Comencemos:

1. Deje de pensar que vestir de manera formal es equivalente a vestir bien: muchas veces pensamos que usar traje y corbata es la solución ideal para vestir bien pero no es así. Con un pantalón adecuado y una camisa sencilla podemos lograr una combinación que nos hará ver mucho mejor que con otra más formal. El truco está en descubrir lo que te es favorable y lo que no, esto último simplemente sobra.

2. Dicen los conocedores del tema que una pieza que te ajusta es más importante que diez que no lo hagan: no por gusto el sastre es uno de los oficios más antiguos. Cuando la ropa queda ajustada a nuestra talla se realza nuestra figura. Con frecuencia tenemos en nuestro closet algunas prendas un tanto desajustadas, si las ponemos en manos de una costurera o costurero, conocedores del oficio, veremos cómo todo cambia y nuestra imagen lo agradecerá.

3. Los colores son hermosos pero no te pierdas entre ellos: es frecuente que a la hora de combinar colores caigamos en excesos o combinaciones poco favorables e incluso desagradables a la vista. Es mejor, en ese caso, optar por la simplicidad, como por ejemplo, unos pantalones de color oscuro, e incluso azules, con una prenda de color blanco para arriba que bien pudiera ser una camisa de diseño sencillo, de preferencia sin letras ni estampados.

Esa combinación es un buen comienzo, después puedes añadir algún elemento de color. Eso sí, te recomiendo que añadas uno a la vez.

4. Tener estilo no es ser excéntrico: tener estilo no es intentar llamar la atención a toda costa. El estilo surge en función de la figura, de aquello que te hace lucir mejor.

5. Cuidado porque puedes exagerar lo que quieres disimular: si somos de elevada estatura y escogemos una camisa con rayas verticales descubriremos que nuestra silueta dará la impresión de haberse alargado hacia arriba haciéndonos ver un tanto desproporcionados. Recuerda que la ropa puede realzar detalles personales pero puede que destaque los equivocados.

6. Colocarle una corona a una cabra no la hace reina: lo mismo sucede con el estilo. Muchos son los que creen que por usar una prenda en específico ya tienen tremendo estilo. Lo siento, pero no es así, un detalle no hace la totalidad. Recuerda que la imagen y el estilo es el resultado de un todo armonizado y no de detalles aislados que puede estar de más.

7. Se trata de expresar y no de impresionar: el buen vestir no se trata de impresionar sino, más bien, de comunicar. Pregúntate siempre, antes de elegir el vestuario, qué es lo que deseas expresar: profesionalidad, tranquilidad o dinamismo… cada mensaje exige un vestuario diferente.

Me parece que ya estamos listos para incursionar de manera consciente en una de las dimensiones de la belleza, nuestro vestir. Amigo de Parada con Estilo, es un mito el pensar que para vestir bien se necesita tener mucho dinero. En verdad solo necesitamos un buen gusto y algo de recursos.

Algunos secretos del buen vestir

Y ya estamos listos para seguir andando, recordando que la próxima semana otra cita nos espera y esta vez para dedicar el espacio del buen vestir en nuestras siempre hermosas mujeres. Hasta entonces, chao y suerte.

Tomado de Cubaahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*