¿Te conoces realmente?

Dicen que venimos a este mundo a conocernos, muchas veces pasa el tiempo y realmente no sabemos nada de nosotros.

Por eso es importante parar, reflexionar y empezar a darnos tiempo a nosotros mismos, unas de las mejores maneras es formularnos algunas preguntas o cuestiones.

Por ejemplo pregúntate que actividades en tu vida te hacen feliz, o mejor dicho la iluminan.

Te has planteado por qué no soportas un trabajo que no te hace feliz.

Cuál es la cosa de la que te has sentido más orgulloso de realizar, y que te sentiste el conseguirlo.

Qué cualidad destacarías de ti y si está coincide con las que tus amigos, familiares o conocidos resaltan de ti.

En la otra moneda, cual sería tu principal hándicap o defecto, y si este coincide con lo  que tus seres queridos dicen de ti.

Dicen que conocer las habilidades de uno, y los defectos hacen que uno sea capaz de superarlas adversidades más complicadas.

Que pasó cuando un proyecto de empresa o personal no salió como esperaba.

Analizar lo que pudo pasar, que puedes hacer para mejorar, trabaja si tienes sentimientos de culpabilidad.

Los errores no se pueden cambiar, pero se puede aprender de ellos. No te sientas culpable, pero si responsable de poder mejorar lo mucho que vales.

Que sentimiento te emanan tus padres, hermanos, hijos. Puedes escribirlos en un papel y luego analizarlo. Pero no lo hagas de manera inmediata, deja pasar unos días.

Después de que leas este escrito, haz una lista de ideas para mejorar las relaciones con estos familiares.

Te sientes una persona afortunada, que cosas te gustaría tener, que te lo impide, los  has conseguido, tienes un plan de acción para conseguirlo.

Y por último, haz una lista de las cosas que te gustaría hacer, si solo te quedara un año de vida.

Las cuestiones anteriores no pretenden ser fáciles o cómodas, pero es importante planteárselas.

 A medida que te haces estas preguntas, el proceso de conocimiento propio empieza, algunas veces puede ser  incómodo y desconocido.

Pero con el tiempo, este planteamiento de cuestiones se vuelve más fácil

Dicen que todos los seres humanos traemos siete habilidades, que trabajadas con sinceridad y esfuerzo nos pueden convertir en maestros.

Este trabajo personal puede convertirnos en una persona brillante, inteligente y sabia.

Recomendamos que las preguntas anteriores las copie en un hoja, y después de un tiempo, por ejemplo un mes, puede volver a leerlas.

Verá cómo van cambiando sus impresiones. Síntoma de que estamos evolucionando, de nosotros depende hacerlo en el camino que queremos para ser felices.

Tomado de: El Blog de Yes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*