Juego de Tronos, el regreso

Dos años esperando, dos largos y vacíos años en los cuales esperábamos y con ansias el regreso de esta popular serie; pues bueno, no hay plazo que no se cumpla o deje de vencer, y la larga espera por el vaticinado invierno ha terminado y a nuestras pantallas llego el invierno en Winterfell para comenzar la única batalla que ha importado, la de los vivos contra los muertos en un largo invierno que solo el príncipe prometido podrá terminar.

Por fin llego a la televisión, y por las pantallas de HBO Go, la temporada 8, la última temporada de Game of Thrones.

Ahora, debo decir que mis impresiones inmediatas y generales después de ver el primer episodio de Game of Thrones temporada 8, es como decir, fue mucho caldo para tan pocas albóndigas; y si bien, la revelación de los secretos tan esperados, así como los emotivos encuentros son cosas que habíamos esperado durante muchos años, creo que falto intensidad y emoción a estas grandes revelaciones que en pantalla solo fueron gestos breves.

Esa es mi queja general contra el capítulo, siento que falto intensidad, sobre todo, haciendo una comparación con las últimas dos temporadas, que, de comienzo a fin fueron intensas y llenas de emoción; mientras que este primer capítulo de la temporada 8, fue lento y carente de esa emoción que es lo que tanto crítico y si a eso le agregamos que son solo 6 episodios de esta temporada, cada uno de ellos debe contar, debe ser emocionante e impresionante. Sin embargo, podemos tomar el primer episodio de Game of Thrones temporada 8 como una introducción o preludio a grandes emociones.

Además, si agregamos que estrenamos nueva intro, bajo el mismo concepto, y ahora la presentación nos lleva por los pasillos de las ciudades en donde se desarrollan los capítulos, bueno, por lo menos algo nuevo nos han dado.

Pero, dejando de lado las quejas sobre el capítulo, que parecen ser aisladas, y solo somos unos cuantos los que nos quejamos de la falta de emoción, en general todos están, bueno, estamos muy emocionados por el regreso al aire de esta esperadísima temporada, la razones son muchas, pero podemos resumirlas en, los reencuentros, la revelación del pasado de Jon Snow y el mensaje del en código que descubrieron Tormund y Beric en el castillo.

Bien, todos estos elementos son muy importantes y aportan a la trama por desarrollarse cosas muy importantes, especialmente la revelación de que Jon es Aegon Targaryen, el sexto con el nombre y todo eso, y la razón de este descubrimiento es que estamos más cerca de descubrir si es Jon, ahora Aegon o Daenerys, quien es el príncipe prometido de la profecía; además, siguen las pistas sobre el pasado y de forma indirecta el nombre de Aegon nos sigue hablando de su pasado, de sus padres, y el como ellos sabían que Jon cumpliría esa profecía.

Creo que eso es lo más rescatable del capítulo, ese breve momento en el cual Sam Tarly le dice a Jon este gran descubrimiento sobre su persona y nos hace preguntarnos si su identidad y todo lo que es Jon cambiará porque esa mentira en la cual había construido su personalidad y su identidad, ser honorable y justo, seguirá intacta y siguiendo esa forma correcta y honorable de ser revelará al mundo este secreto, principalmente a su reina, o lo mantendrá todavía en secreto.

Eso es muy interesante por lo que se avecina y bueno, si sumamos a esto, el mensaje de los círculos recurrente en la serie, el misterio crece.

Eso es lo que hizo interesante a este largo episodio en el que solo hicimos estos dos grandes descubrimientos, que prometen sentar las bases para las emociones de esta octava temporada.

Pero, si te estas preguntando qué fue lo que paso en el primer episodio de Game of Thrones temporada 8, esto fue lo que sucedió.

Jon Snow y Daenerys regresan a Winterfell con el gran ejercicio de la reina, a su llegada Jon se reencuentra con sus hermanos, pero rápidamente Bran termina con los protocolos y los invita a comenzar las tácticas de guerra, porque avisa del paso de los muertos y la conversión del dragón, lo cual hace que sea apremiante comenzar con la defensa.

Mientras que los Starks comienzan a seguir este nuevo juego, en Ling’s Landing, la otra reina Cersei se prepara con la compañía dorada para atacar a sus enemigos en el norte, mientras ellos se preocupan por acabar con los muertos.

En este proceso, Jon y Daenerys tienen una emotiva escena romántica con los dragones para después Sam confesarle a Jon su naturaleza del tipo real.

Tomado de: El Blog de Yes

4 respuestas a “Juego de Tronos, el regreso”

    • The Walking Dead dejo mucho que desear en sus últimas temporadas, y en esta última la dejé por completo, me dije no más horas perdidas con esta serie jajaja, en cambio Juego de Tronos a mantenido su estatus aunque no es de mis favoritas, esa es la verdad, tengo un tera de series y no me canso de ver Vikingos y The Last Kingdom.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*