5 (+1) Películas de «Hackers» que no debes dejar de ver

Las películas protagonizadas por hackers hablan de nuevas tecnologías y su uso en la sociedad, cuestionan el poder que tienen las grandes empresas y muestran a los hackers como personas con un gran conocimiento informático. Por ese motivo, nos parece interesante publicar un listado con algunas películas de hackers. Seguro que no conoces todas.

Los hackers son personajes misteriosos para el mundo del cine. Personas solitarias, ladrones, justicieros, frikis… En el séptimo arte da lo mismo que sean una cosa u otra, hackers o crackers, todos son piratas informáticos.

Según las películas, sea bueno o malo, un hacker es alguien particular, con vestimenta negra, aspecto de alternativo, que se alimenta mal, tiene relaciones sociales complicadas y a veces problemas con el higiene. Además, son autodidáctas y no estudian, ser un hackers es poseer un don para la informática y mentalidad alternativa al sistema capitalista actual.

En realidad, ninguna de las películas que se han rodado en grandes estudios toma demasiado en cuenta la filosofía que existe tras gran parte del colectivo, aunque hay otras de menos presupuesto que sí lo hacen.

En todo caso, merece la pena detenerse en algunas películas protagonizadas por hackers y lo que han supuesto para el cine. Hay muchas más, pero estas nos parecen especialmente interesantes por distintos motivos.

Una aclaración: en este listado de películas no hemos hablado de las que ya publicamos en el listado de 10 películas perfectas para los amantes de la informática.

Hackers: piratas informáticos

No muchos recuerdan esta película protagonizada por la joven Angelina Jolie y Jonny Lee Miller en 1995. Si algo es esta película en el aspecto tecnológico, es hollywoodienselos hackers son adolescentes capaces de entrar en los archivos del gobierno o de usar cualquier cabina telefónica como lugar de conexión para atacar al sistema.

En esta película los hackers están representados como pandilleros juveniles que bordean la edad legal para ser detenidos. Dos aspectos lastran la hsitoria: la estética entre cyberpunk y ruta del bakalao que ha envejecido bastante mal y las relaciones entre adolescentes y el modo en el que se enfrentan a los conflictos y la violencia.

Poco se puede recomendar de esta película, más allá de ver a la futura estrella del cine Angelina Jolie en uno de sus papeles más juveniles, o que a pesar de su falta de calidad no es una película especialmente aburrida

A pesar de ello, solo por título y temática debe estar en el listado.

La red

¿Qué tendrán los ordenadores del gobierno estadounidense que todos quieren hackearlos? En esta película, también de 1995, Sandra Bullock es una hacker que recibe un disquete con la contraseña para poder adentrarse dentro de los ordenadores del sistema. 

Esta película muestra una visión algo más realista del mundo hacker, aunque no puede evitar caer en algunas libertades creativas. Es una película cuyo trato cinematográfico es muy de la época y de los thrillers que se adaptaban por entonces de Michael Crichton o John Grisham. 

Quizá en su sobriedad está el que sea una película de mayor valor que otras. No busca exagerar ni se centra en tema informáticos donde añadiría burradas argumentales, sino en contar un thriller protagonizado por una experta informática bastante bien interpretada por Sandra Bullock.

Saga Millenium

Esta trilogía está protagonizada por una de las hackers más leídas en las últimas décadas. En los últimos tiempos, la saga de libros se ha extendido aunque no esté escrita por su autor, fallecido en 2004. y haya bajado en calidad, pero los libros originales fueron una revolución en las librerías y no tardaron en ser adaptados al cine.

Las adaptaciones suecas de las trilogía original son películas largas, con cierto aire de telefilme, pero también una historia intrigante que es muy fiel a las novelas. El personaje protagonista está interpretado por Noomi Rapace con mucha solvencia y fue un éxito de taquilla en Europa.

Años después, David Fincher adaptó la primera novela en Millennium: los hombres que no amaban a las mujeres, una buena película que también fue muy fiel al primer libro y que estuvo protagonizada por Rooney Mara. La película está rodada con la gran calidad del director y es más espectacular que las suecas, aunque el fondo sea similar.

Lisbeth Salander es una misántropa hacker que ha tenido problemas toda su vida a pesar de gran inteligencia. Es una activista política contra la ultraderecha de su país y los abusos del sistema. Junto a un periodista, se involucra en la investigación de un asesinato que tiene repercusiones políticas. La trama es autoconclusiva, aunque va encajada en el arco argumental de los tres libros.

No se ve directamente su labor como hacker, aunque sí las consecuencias de lo que hace. Quizá por esto y por el enfoque desde el mundo periodístico que tiene la labor del activismo digital, transmiten mayor veracidad que otras películas.

Sneakers, los fisgones

Esta película muestra a los hackers buenos, esos que trabajan investigando los sistemas de seguridad de empresas en busca de fallos. El protagonista se dedica a este negocio y lleva una vida de absoluta normalidad hasta que es coaccionado a robar una caja negra para el gobierno. Cuando lo hace descubre que no ha hecho el trabajo exactamente para el gobierno y que la caja negra es capaz de desencriptar y romper cualquier sistema de seguridad

El protagonista de esta película es Robert Redford. Tras el prometedor inicio, Sneakers se convierte en un thriller bastante común y desperdiciado. En la búsqueda de llegar al gran público, todo lo interesante que podría haber en la película para un aficionado a la tecnología pierde gran parte de su interés y se transforma en un film de intriga más para ver cualquier media tarde.

Esta película alemana es poco conocida, aunque cuenta una historia real de lo más apasionante

La biografía de Karl Koch empieza a contarse en los años ochenta, cuando el problemático adolescente invierte su herencia en un ordenador personal. Obsesionado por teorías de conspiración, utiliza su potente ordenador para difundirlas, pero pronto decide cambiar su uso y junto a un amigo empieza para entrar en los ordenadores del gobierno.

La trama de la película no acaba aquí, Koch además es adicto a la cocaína y decide ganar dinero vendiendo información a la KGB. Todo esto no tarda en pasarle factura y según pasa el tiempo empieza a obsesionarse con el número 23 y aumenta su manía persecutoria que le hace sertirse vigilado.

Quizá la película no esté a la altura de la historia narrada, pero la vida de este hacker está llena de interés y la interpretación de August Diehl es notable.

Bonus track: Mr. Robot

Añadimos también la serie actual más famosa protagonizada por un hacker. Mr. Robot tiene muchos elementos que son de gran interés para la gente interesada en el mundo hacking, las nuevas tecnologías y las teorías de conspiración.

Para no saltarse el tópico, el protagonista interpretado por Rami Malek (recientemente ganador del Oscar en Bohemian Rhapsody) sufre problemas de ansiedad social y depresión. Pero es un genio que desde las primeras escenas ya se ve cómo delata a pedófilos y criminales.

Eliot, el protagonista, entra a formar parte de un grupo anarquista llamado Mr. Robot que quiere destruir las bases de datos bancarias y hacer caer al sistema. Un poco como la intención final de El club de la lucha.

La historia se mantiene a varios niveles, por un lado está la relación de Eliot con este grupo y sus avances, pero también su problema con las drogas y lo que les ocurre a otros protagonistas. 

A nivel de hacking es bastante fantasiosa también, pero es de las pocas que también muestra estrategias distintas como el hacking social.

La serie ha tenido tres temporadas y este año llegará la cuarta y última.

Tomado de: ComputerHoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*