Usar Facebook puede ser adictivo

Los amigos que están en las redes sociales como Facebook pueden ser una fuente de confort y alivio durante períodos psicológicos de estrés. Sin embargo, si no reciben algún tipo de asistencia psicológica tradicional, los usuarios realmente «estresados» corren el riesgo de aumentar el riesgo de desarrollar una dependencia patológica a la principal red social y generar la denominada «adicción a Facebook».

Este es el resultado de un estudio realizado por un equipo del Centro de Investigación y Tratamiento de Salud Mental en la Universidad Ruhr-Bochum, dirigido por la Dra. Julia Brailovskaia.

El grupo publicó sus conclusiones en la revista científica «Psychiatric Research».

ESTUDIANTES BAJO ESTRES

Para completar este estudio, los investigadores evaluaron los resultados de una encuesta online realizada a 309 usuarios de Facebook que tenían entre 18 y 56 años.

«Invitamos específicamente a participar de la encuesta a estudiantes debido a que, a menudo, experimentan un alto nivel de estrés, por diversas razones», explicó Julia Brailovskaia. Por ejemplo, usualmente los estudiantes a menudo son presionados para tener resultados éxito. Además, muchos dejan su hogar familiar y la red social asi establecida. Y deben comenzar, por primera vez, a administrarse solos, en un hogar extraño y nuevo, mientras construyen nuevas relaciones.

Las preguntas de la encuesta permitieron establecer el nivel de estrés, así como medir el apoyo social que los participantes recibieron tanto en la vida real como en formato online. Además, se les preguntó a cada usuario cuánto tiempo pasaban en Facebook en forma cotidiana y cómo se sienten si no pueden estar conectactos.

Lo que detectaron fue simple: «cuanto mayor era el nivel de estrés, más profundo era el compromiso establecido con la participación cotidiana en Facebook»

«Nuestros hallazgos demostraron que existe una correlación positiva entre la profundidad del estrés diario, la intensidad del compromiso de Facebook y la tendencia a desarrollar una adicción patológica a la red social», concluyó Julia Brailovskaia.

Al mismo tiempo, este efecto de «dependencia» se reduce si los usuarios recibían apoyo de familiares y de amigos en la vida real. Las personas que no tienen mucho apoyo fuera de línea corren mayor riesgo de desarrollar una adiccción a Facebook.

Los síntomas de adicción incluyen, por ejemplo, que los usuarios pasaban cada vez más tiempo en Facebook, están preocupados por lo que ocurre en la red social y se sienten incómodos cuando no pueden participar de esta actividad. El comportamiento patológico, a su vez, afectaba su vida «offline» y puede atraparlos en una especie de círculo vicioso.

Tomado de: Yahoo Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*