Sorprendente cometa que anda «alcoholizado» y a 600 mil kilómetros por hora en el espacio

Circular alcoholizado y a 600 mil kilómetros por hora es imposible en la Tierra, aunque sería una temeridad digna de cadena perpetua. Pero sí es posible en el cosmos según un reciente descubrimiento.

Mr. Lovejoy puede prepararse un trago

El cometa C/2014 Q2 Lovejoy es muy joven, por lo menos en términos del tiempo transcurrido desde su descubrimiento. Fue reportado en agosto de 2014 por el especialista en informática y astrónomo amateur Terry Lovejoy, un australiano que ya lleva en su haber cinco hallazgos de cometas, aunque su fama en el mundo de la astronomía se debe más que todo a su modificación de los filtros de las cámaras digitales para permitirles captar la radiación roja que emiten los cuerpos celestes.

Esta reforma ha facilitado la observación del espacio a los aficionados, incluido el mismo Lovejoy. Sin embargo, la cámara digital de Terry no pudo captar el alcohol que porta su cometa C/2014 Q2, cosa que sí pudo hacer recientemente un enorme telescopio que opera en la Sierra Nevada española.

Los descubrimientos de Rosetta

En noviembre de 2014, el módulo Philae de la misión Rosetta, de la Agencia Espacial Europea, marcó un hito al convertirse en el primer ingenio humano en posarse en un cometa. El espectrómetro de masas del módulo encontró un surtido de compuestos orgánicos en el cometa 67P/Churiumov-Guerasimenko, entre estos la conocida acetona que es utilizada por las damas como disolvente del esmalte de uñas. Al respecto, sugerimos leer nuestro artículo ¿Pudo la vida haber llegado a la Tierra en un cometa?

En octubre de 2015, la agencia europea sorprendió con otro anuncio con relación a Rosetta, cuando informó que su módulo encontró oxígeno en una nube de gas en los alrededores del cometa que lleva a Philae como extraño pasajero. Se trata del primer hallazgo en un cometa de moléculas de oxígeno similares a las que respiramos los terrícolas y los científicos están asombrados de que se hayan conservado sin mezclarse con otros elementos durante miles de millones de años. Ahora es un observatorio en tierra el que sorprende con elhallazgo de alcohol etílico en un cometa ¡Acetona, oxígeno, etanol, demasiadas cosas comunes entre la Tierra y los cometas!

¡Y también azúcar!

Las pocas moléculas de alcohol etílico encontradas en el C/2014 Q2 Lovejoyciertamente no alcanzarían para  un trago decente, pero, junto con el hallazgo de oxígeno y otros compuestos orgánicos en cometas, constituyen un avance en el intento por dar respuesta a la pregunta de cómo comenzó la vida en la Tierra, una de cuyas hipótesis es la posibilidad de que haya sido traída por uno de estos viajeros celestes. Además, de etanol, el observatorio también identificó algunas moléculas de glicolaldehído, un monosacárido que es el azúcar más simple que puede formarse. Estas identificaciones pueden efectuarse desde la Tierra con un telescopio mediante la técnica de análisis espectral.

Alcohol, aire puro y dulces a velocidades excitantes en un cometa ¡quién lo diría! ¡Posiblemente el momento sea grato, pero la resaca debe ser tan grande como el mismo universo!

Tomado de:

images

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*