Marc Anthony entre Cuba y Leoni Torres

marc-anthony_3

Marc Anthony junto a su compañía han  tenido un año muy intenso. El popular músico de origen puertorriqueño ha diversificado su carrera extendiéndola hacia el deporte, la contratación de artistas, su habitual labor filantrópica y, por supuesto, la música. Para empezar, uno de sus principales proyectos en los próximos meses—aunque no se ha divulgado oficialmente— es llevar a cabo un concierto en Cuba, donde se espera que actué con Gente de Zona y posiblemente su compatriota Jennifer López, como reveló a CiberCuba una fuente vinculada a la compañía que se ocupa de la seguridad de las celebridades que viajan a La Habana.

Las conversaciones con las autoridades cubanas comenzaron desde hace más de siete meses y el concierto, en principio, estuvo  fijado para agosto pero al parecer se  ha decidido posponer la fecha por razones organizativas y de producción. Pero es bastante probable que antes de finalizar el año el boricua colapse La Habana con un concierto que posiblemente reúna a más personas que el de los Rolling Stones. Ya veremos.

Anthony, que nació en Nueva York pero nunca dado la espalda a sus raíces boricuas, también tiene a artistas cubanos en la mira. El nombre que más suena por estos días para integrar su joven compañía, Magnus Media, es el de Leoni Torres . Torres, según conoció CiberCuba este sábado, aún se encuentra en la capital cubana pero está a punto de volar hacia Estados Unidos para ultimar los detalles que le permitan entrar a la empresa de este icono internacional de la estilizada salsa boricua.

Leoni, que ha mantenido total discreción en torno al proceso en el que se encuentra para formar parte del catálogo de Marc, ya envió su obra a los empresarios vinculados al puertorriqueño y, según ha conocido CiberCuba en Miami, toda va viento en popa. Continuando este recorrido por los proyectos del puertorriqueño para este 2016, quien fue catalogado como  persona del año por la Academia Latina de La Grabación, no podemos pasar por alto su relación con el deporte, especialmente el fútbol. Sergio Ramos, el mediático defensa del  Real Madrid, firmó un acuerdo con otra rama de la  compañía del puertorriqueño (Magnus Sports)  para promover su imagen en América Latina y la de su compañero de selección Marcelo Vieira. Bien, en este punto los seguidores del

Barça quizás estén a punto de explotar de indignación pero, ya saben, el bueno de Marc parece que es fan del club merengue y contra esas pasiones, como ustedes saben, no se puede hacer mucho.

Poniéndonos serios, el músico boricua se adentró  en sus raíces  para exhortar a todos los latinos a unirse contra el magnate Donald Trump, quien ha manifestado en varias ocasiones su desprecio hacia los emigrantes amenazándolos con deportarlos a sus países de origen si llega a La Casa Blanca. Marc fue contundente al final de  un reciente concierto que ofreció en Nueva York: “Antes de irme quiero decir dos cosas: Fuck Donald Trump! y quiero que lo escuche desde su casa, despertemos a ese motherfucker”.

En cuanto a su labor filantrópica se debe apuntar el trabajo que ejecuta para mitigar la situación de pobreza y falta de horizonte de los niños y  jóvenes en algunos países latinoamericanos. Para impulsar esta empresa ha creado un conjunto de becas que dan ayuda económica a estudiantes que aspiran a continuar la enseñanza universitaria. En ese mismo sentido  el músico preside la entidad filantrópica Maestro Cares Foundation, dedicada a ayudar a los niños sin hogar y a proporcionarles posibilidades para su desarrollo y superación.

Regresando unas líneas más arriba, todo indica que Cuba es una deuda pendiente para el cantante boricua. Y las presentaciones con Gente de Zona, que están en la cresta de la ola especialmente por el espaldarazo de Marc Anthony junto al cambio de 180 grados que realizó este dúo en su manera de interpretar el reguetón, han alimentado en mayor grado el deseo del boricua por pisar los escenarios de la nación caribeña, donde millones de personas esperan al boricua como si fuera el representante de Dios en la tierra. Y la verdad es que Marc es uno de los dioses de la salsa que los amantes del género deberían escuchar en un concierto si tienen la oportunidad,  para que su ingreso a la religión de las caderas encendidas sea completo.

Pero no se preocupen: Marc, más temprano que tarde, reventará La Habana.

Tomado de CiberCuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*