Un nombre para el bebé

el-nombre-de-bebe

Desde el mismo instante en el que sabemos que un hijo viene de camino comenzamos a pensar posibles nombres para el bebé, barajando numerosas opciones. Pero elegirlo es una decisión muy importante ya que, además de otorgar identidad y personalidad al pequeño, puede afectar a sus relaciones sociales y a muchos ámbitos de su vida.

En general, hay bastante libertad para escoger el que queramos, aunque año tras año siguen repitiéndose determinados nombres en los ranking como preferidos mayoritariamente por los padres. Sin embargo, sí existen unas mínimas restricciones, que lo que pretenden principalmente es que no resulte ofensivo. Conoce lo que dice la legislación, e intenta huir de extravagancias, pensando siempre en el futuro de tu hijo.

El nombre de tu bebé, opciones y los más populares

Hace algunas décadas era habitual poner a los hijos el nombre del santo del día en que nacían, o el del padre/madre. Pero, hoy por hoy, las fuentes de inspiración son casi infinitas: desde el significado etimológico, a los nombres de personas que admiramos: un cantante, una actriz, un deportista, un personaje de ficción, o cualquier famoso, e incluso sus hijos (Malia, el nombre de la hija mayor del presidente americano Barack Obama, y sus versiones, fueron muy populares durante meses). Además, algunos padres apuestan por la originalidad, para que su pequeño se distinga de los demás.

Pero si con nuestras ideas, o las propuestas de amigos y familiares, no es suficiente, y no logramos encontrar el nombre perfecto para nuestro bebé, en EE.UU. existe la posibilidad de contratar a un ‘asesor de nombres’, una profesión en alza en ese país. Se puede conseguir una consulta por Internet, o a través de una agencia, y este profesional nos ofrecerá una extensa lista de nombres, e incluso otros servicios como un test numerológico sobre nuestros nombres favoritos.

Entre todo este plantel de posibilidades podemos llegar a encontrar opciones tan peculiares como Yahoo, Hyundai, Supermán, Maracaná, Nutella, o Rambo; sobre todo en ciertos países hispanoamericanos, donde hay bastante flexibilidad en la elección. Sin embargo, muchos de estos nombres, tras ser registrados, son llevados a los tribunales y se obliga a los padres a cambiarlos.

Los nombres de bebés más populares

Ponerle a los bebés nombres muy raros o curiosos es más bien minoritario; no todos los padres se atreven a arriesgar tanto, con lo que mayoritariamente siguen triunfando nombres clásicos. En España, el top 5 de los nombres más exitosos entre los bebés nacidos en esta década (desde 2010) son Daniel, Alejandro, Hugo, Álvaro y Pablo, en el caso de los niños. En el de las niñas, los más repetidos son Lucía, María, Paula, Daniela y Sara, según lo atestigua el Instituto Nacional de Estadística (INE).

María es una elección muy habitual, no sólo en España, sino también en otros países europeos como Bélgica, Grecia, Suecia, Rumanía o Italia (y Mary en Irlanda). Igualmente, Daniel está en los primeros puestos en Suecia, y Daniela lo está en Bulgaria. Y otro de los nombres que más se repite a nivel europeo es Peter, que aparece en los ranking de Austria, Dinamarca, Suiza, o la República Eslovaca.

Si cruzamos el charco, en los países hispanoamericanos el quinteto de los preferidos es Santiago, Mateo, Matías, Sebastián y Diego, en el caso de los niños; y Sofía, Isabela, Valentina, Camila y Valeria, en el de las niñas. Y, por último, echando un vistazo a EE.UU., nos encontramos con Shopia, Emma, Olivia, Isabela y Mia, como los preferidos para las niñas, mientras que los nombres masculinos que más triunfan son Jackson, Aiden, Liann, Lucas y Noah.

Consejos para elegir bien el nombre de tu bebé

La responsabilidad de los padres es pensar muy bien el nombre de su bebé, e incluso anticipar posibles situaciones comprometidas, burlas, u otros problemas burocráticos que podría sufrir su hijo a lo largo de su vida a causa de una mala elección de su nombre. Aquí te damos algunas consejos a tener en cuenta para escoger lo mejor posible:

  1. Fíjate en la combinación entre el nombre y los apellidos: probaremos el conjunto para que no sea malsonante, o incluso demasiado largo. Puedes observar si nombre y apellido riman (Teresa Mesa o Ramón Pasamón), o si el nombre acaba por la misma vocal con la que empieza el apellido (Pepe Escribano o Sara Arribas), porque tenderán a pronunciarse unidos. También hay que procurar evitar combinaciones curiosas (Fernando Fernández), o jocosas (Dolores Fuertes, Margarita Flores o Aitor Menta).
    Eso sí, si el apellido de tu hijo es muy común, como Sánchez o Fernández, entonces sí es preferible ponerle un nombre algo más original, y viceversa.
  2. Valora los nombres demasiado raros: el niño destacará constantemente, y si es un nombre difícil de pronunciar o escribir, la gente puede acabar llamando al pequeño de cualquier otra manera. También puede generarle problemas burocráticos.
  3. Ten en cuenta la equivalencia en otro idioma: hay nombres que se escriben igual, pero se pronuncian de forma distinta en otro idioma, como David o Julia.
  4. Diferencia a todos tus hijos: si vas a tener gemelos, o ya tienes otro hijo, lo más aconsejable es buscar nombres completamente distintos para que no les resten identidad. Por ejemplo, no les deberás poner Manuel y Manuela, o Víctor y Victoria.
  5. Considera la poca practicidad del significado etimológico: la gente no va a saber que el nombre de tu pequeño significa ‘hijo de las estrellas’, o ‘guerrero valiente’, por ejemplo. Fijarse en el origen etimológico es bonito y poético, pero es un detalle que pasa desapercibido.
  6. Observa las iniciales: por último, y ya ‘rizando el rizo’, es conveniente procurar que las iniciales no formen palabras comprometidas para el niño. Por ejemplo, Manuel Escribano Asensio, que formarían M.E.A.

Tomado de: http://www.webconsultas.com/embarazo

Una respuesta a “Un nombre para el bebé”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*