Mónica Alonso o mejor Isabel de «Doble Juego»

DB730013 copia

Es imposible no recordar su rostro y esa grandísima actuación que la hace imborrable. Algunos –los más jóvenes-, no tendrán referencias visuales de Mónica Alonso, pero aquellos que regresan con claridad al año 2002, podrán evocar con exactitud a la actriz que encarnó a Isabel, esa rapada desgarradora y polémica de la gustada teleserie Doble Juego.

Ella resultó un golpe en la sien; la confirmación inequívoca del talento joven que creció en ese material, junto a otros grandes de la escena. Ahora, 13 años después de su marca en la pequeña pantalla de la Isla, nuestro equipo se le acerca para indagar sobre sus trayectos y la experiencia de crecer lejos de Cuba.

   Muchos cubanos te reconocen por tu personaje en la teleserie Doble Juego, pero ¿cómo llegas a la actuación? y ¿cuáles fueron tus primeros pasos?

Antes de Doble Juego, era una joven recién graduada de la Escuela Nacional de Arte (ENA), con aspiraciones, ilusiones y deseos de hacer. Doble Juego apareció por casualidad, afortunadamente.

Desde niña, hacía los típicos juegos de rol, un poco para canalizar ese desborde de imaginación y fantasía. Ya más consciente descubro mi vocación en la escuela de Ballet. Estando allí una revista francesa visita la escuela y me entrevistan, y ahí confesé que mi gran pasión era ser actriz.

Los franceses se quedaron de piedra, porque fueron a entrevistar a una futura bailarina y la respuesta es que quiere ser actriz. Estos deseos llegaron al punto de decirle a mi madre que ya no quería seguir bailando y ella al ver que estaba totalmente resuelta, me prometió que me llevaría a las pruebas de ingreso de la ENA, de lo cual le estoy eternamente agradecida. Afortunadamente después de días de mucha tensión y pruebas muy rigurosas me aceptaron para estudiar arte dramático.

   Tu actuación en esta teleserie te marcó y marcó a los cubanos. ¿Cómo recuerdas esta experiencia?

   Doble Juego resultó mi primera gran oportunidad, con un personaje bien diseñado y dirigida por un excelente realizador. Yo no era consciente del nivel de responsabilidad que todo esto conllevaba. Estaba muy ilusionada y enfocada en disfrutar cada texto, cada minuto que compartí con Isabel, en un medio nuevo para mí, con un lenguaje distinto pero en esencia usando las mismas herramientas y toda mi verdad.

Fue, sin dudas, la experiencia más linda de mi carrera; entre otras cosas porque mi padre pudo ver mi trabajo y sentirse orgulloso.

Isabel es un personaje difícil (hablo en presente, porque los buenos personajes perduran) con complejidades psicológicas muy diferentes, criada en un entorno duro y totalmente degenerado; sin embargo lo que la salva es su esencia, su sinceridad y su gran concepto de la amistad.

articulo32

Muchos se preguntan qué rumbo tomó tu carrera luego de este éxito.

Cuando salí de Cuba no lo hice con el pensamiento de abandonar ni mi carrera ni mi país. Nunca he apostado por una carrera fuera o dentro de Cuba. Tengo claro lo que soy y si por algo apuesto es por el trabajo que pueda hacer desde donde me convoquen, siempre que sea motivador y me aporte artísticamente; incluso, si es en mi país mucho mejor, porque es donde me siento más cómoda trabajando. Estuve una temporada en Cuba después de muchos años fuera y pude hacer un largometraje y unos cortos. Pero siempre que me llamen de la Isla para trabajar estoy abierta a la posibilidad de hacerlo.

  ¿Qué significó trabajar en Perfecto Amor Equivocado con Gerardo Chijona?

Otro de los grandes momentos que he podido vivir como actriz y como persona. Conocer y trabajar con verdaderos artistas como Chijona, Luis Alberto y Susana Pérez resultó todo un privilegio. Fue mi primera película y tuve la suerte de hacerla con personas maravillosas. Perfecto Amor… fue un trabajo sumamente gratificante, donde pude conocer la magia del cine y quedar prendada para siempre. Me encanta hacer cine.

Retos, proyectos, sueños…

Mi principal reto y mi principal obra es como madre. Hacer que la felicidad de mi hija Habana se haga interminable.

Tomado de archivo de http://vistarmagazine.com/articles/monica-alonso-la-habana-suena-diferente

2 respuestas a “Mónica Alonso o mejor Isabel de «Doble Juego»”

  1. Realmente espectacular esta actriz pues en su papel en doble juego ojalá la tengamos de vuelta en la televisión cubana. Como también me encantaría ver esta serie de nuevo. Besos se siempre única

  2. Me encanto esa teleseries, me gustaría que la retransmitieran nuevamente en la televisión cubana, pues tiene mucho de la vida de todos los jóvenes cubanos, muchos nos identificamos con aquellos jóvenes de esa maravillosa serie, le doy gracias a su director y felicitaciones por el excelente trabajo realizado por todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*