Boxeo fitness: Beneficios de practicar boxeo para tu salud

Boxeadora francesa Angélique Duchemin

El entrenamiento y la práctica del boxeo como actividad enfocada al fitness y no a la competición, reporta a quienes lo ejercitan una serie de beneficios para su salud:

  • Uno de los principales alicientes para empezar con el boxeo es aprender una forma de defensa personal. Las posibilidades de defenderse en el caso de una agresión se multiplican, lo que genera una sensación de confianza y bienestar.
  • Al ser un ejercicio aeróbico se quema gran cantidad de grasa debido al desgaste energético, alrededor de 750 calorías por hora, aunque dependerá del tipo de entrenamiento y de la intensidad con la que se realice. Los ejercicios más adecuados para quemar calorías con el boxeo son saltar a la comba, golpear el saco, los sprint corriendo, y los combates.
  • La activación del sistema cardiovascular hará que aumente la circulación sanguínea y se mejore la eficiencia del sistema respiratorio, lo que provocará menos sensación de cansancio gracias al trabajo de resistencia.
  • Se potencia el tono muscular gracias tanto a los entrenamientos, como a los combates. No obstante, si entrenas en un gimnasio los resultados serán más alentadores que si se practica en casa, debido a los preparadores específicos, y a que disponen de máquinas y material que conseguirá un tono muscular más equilibrado en todas las zonas del cuerpo.
  • La práctica continuada del boxeo mejora la flexibilidad muscular gracias al constante movimientos que exige practicarlo.
  • El boxeo dispara los reflejos cuando se realiza en combate porque enseña tanto a anticipar el movimiento del adversario, como a esquivarlo o bloquearlo para protegerse mientras que se lanza un ataque, lo cual mejora la coordinación y la velocidad mental para la toma de decisiones.
  • En el combate en boxeo, una de las primeras cosas que se aprenden es a dosificar la energía para aguantar físicamente en condiciones en todo el combate, ya que el cansancio llevaría consigo recibir más castigo del adversario.
  • El tener que luchar en el boxeo, atacando y defendiendo constantemente, prepara psicológicamente al practicante para mejorar su fortaleza mental para superar los momentos en los que no se está en plenitud durante la pelea.
  • El boxeo es un deporte muy útil para liberar la tensión del día a día, ya que mediante el golpeo se descarga y destensa el cuerpo mientras se reduce enormemente el estrés.
  • Los beneficios que aporta el boxeo conllevan, a su vez, un mejor autoconcepto que supone una autoestima más alta y un nivel de felicidad mayor.

Algunas contradicciones

Antes de iniciarse en la práctica del boxeo hay que saber que tiene sus riesgos y contraindicaciones, que se han de tener en cuenta para evitar que surjan problemas o se agraven lesiones previas. En general, estos inconvenientes se disparan debido a los golpes que se reciben cuando se combate con alguien y no se trata solo de un simple entrenamiento fitness:

  • Como deporte de contacto que es, el boxeo realizado en combate y no sólo como entrenamiento sin adversario, puede provocar hematomas, e incluso pequeños cortes en labios o cejas. No impide su práctica, pero hay que conocer este pequeño riesgo antes de pasar de entrenar solo, a hacerlo peleando.
  • El pelear en boxeo supone otro riesgo importante que es sufrir contusiones, lesiones musculares, o incluso la rotura de algún hueso al recibir golpes, o al golpear al adversario. En el caso de entrenar solo, lo más habitual es que surjan en hombros, muñecas y dedos, al golpear un saco pesado. Por tanto, si existen problemas en las articulaciones, o se tiene una estructura ósea débil, es mejor evitar los riesgos innecesarios de los deportes de contacto, a excepción de que únicamente se entrene contra un rival imaginario, en cuyo caso se evita el contacto y se mantiene la actividad cardiovascular.
  • Si se pretende continuar en el gimnasio y empezar a competir, aunque sea a un nivel muy amateur, se debe tener en cuenta que los golpes recibidos constantemente en la cabeza pueden provocar lesiones neurológicas, generalmente a largo plazo, como el punch drunk, que es una forma de demencia.
  • Otra posibilidad que surge del combate es recibir golpes en la zona ocular que pueden acarrear pérdida de visión repentina o progresiva.
  • El boxeo no exige estar en forma para empezar a entrenar, pero sí va a demandar que no haya lesiones musculares ni esqueléticas para practicarlo. Es necesario asegurarse de no padecer ninguna para no agravarla. Esto no significa que una persona con alguna lesión no pueda entrenar, lo que no podrá es boxear porque requiere de todo el cuerpo, pero sí podrá preparar otras partes de su cuerpo y de la técnica del boxeo. Por ejemplo, con un dedo roto no se puede golpear, pero sí se puede trabajar el equilibrio, los reflejos, el movimiento de piernas, esquivar, simular golpear…, pero no boxear como tal.
  • Si se sufre algún tipo de enfermedad cardiovascular debido a su intensidad, es conveniente acudir a un médico para que sea él quien valore si debes o no adentrarte en el boxeo.
  • Para aquellas personas que padecen hemofilia no es un deporte adecuado, debido a que los golpes pueden provocar heridas abiertas.

Tomado de: WebCobsulta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*