¿Cómo conseguir tener sueños lúcidos?

Darte cuenta de que estás sumido en un sueño, permanecer consciente en él, y cambiar su rumbo y contenido. ¿Te ha pasado alguna vez? Pues bien, en este artículo te contamos cómo conseguirlo.

Todos soñamos. ¿Quién no le ha contado a alguien emocionado alguna vez un sueño que ha tenido tan lúcido que lo ha vivido como si fuera muy real? Porque, desde luego, este tipo de sueños se viven de manera muy consciente y, a veces, como si lo hubieras vivido de verdad.

Pero, ¿qué es soñar, por qué lo hacemos, y qué son los sueños lúcidos? Según la RAE, soñar es representarse en la fantasía imágenes o sucesos mientras se duerme o un discurrir fantásticamente, y dar por cierto y seguro lo que no lo es.

Sin embargo, cuando hablamos de sueños lúcidos, nos referimos a ser conscientes de que estamos soñando, y así tener el control y la capacidad de permanecer en él hasta, incluso, cambiar su historia, el contenido y movernos por el sueño como queramos.

“Un sueño no es lo que ves mientras duermes, sueño es lo que no te deja dormir”.

-Abdul Kalam-

Dormir y las etapas del sueño

Cuando nos vamos a la cama, el cuerpo experimenta varias fases hasta llegar al descanso profundo; un estado de relajación que se da una vez que estamos del todo dormidos.

Tal y como explican desde la Sleep Foundation, las fases del sueño se dividen en cinco fases: la primera es la etapa de adormecimiento, la cual consta de los diez primeros minutos antes de dormir, la fase dos o el sueño ligero, es la fase en la que nos desconectamos de todo lo exterior, del entorno, y nuestra respiración y ritmo cardíaco se van ralentizando.

La fase tres o la llamada etapa de transición dura apenas tres minutos y es la que nos acerca al sueño profundo. En la fase cuatro entramos en la etapa de sueño profundo o delta y la determina la calidad del descanso y, por último, la fase cinco es la denominada sueño REM (rapid eye movement) debido a un rápido y constante movimiento del globo ocular; es la etapa del sueño paradójico y donde se dan los sueños lúcidos.

La historia de los sueños lúcidos

En los últimos 20 años, el psicofisiólogo Dr. Stephen LaBerge se ha convertido en pionero en el campo de las investigaciones en torno a los sueños lúcidos, ya no solo porque inventó una de las técnicas de sueño vívido más populares, tal y como explica en su best seller Exploring the world of Lucid Dreaming, sino porque también ha dirigido muchos estudios científicos sobre el tema.

El trabajo de LaBerge ha ayudado incluso a descubrir los beneficios terapéuticos de los sueños lúcidos, como en tratamiento del estrés postraumático, las pesadillas recurrentes y la ansiedad. Para el experto, los sueños lúcidos suelen ocurrir de forma espontánea, pero es posible aprender a tener sueños lúcidos a través de varios métodos, así que, sin más, entramos en materia.

¿Cómo tener sueños lúcidos?

Las técnicas para tener sueños lúcidos tienen la finalidad de entrenar tu mente para que note tu propia conciencia y seas capaz de identificar que estás en un sueño.

1. La prueba de la realidad

Esta es la pregunta que nos hacemos cuando no estamos seguros de si soñamos o no. ¿Estoy soñando? Esa práctica de la justa conciencia que tiene que ver con cuestionarnos si nos encontramos en estado de vigilia o sueño es la que supone un proceso cognitivo más alto.

Así lo indica una investigación realizada por neurocientíficos y publicada en el el National Institutes of Health (NIH), en la que llegaron a la conclusión de que el nivel propio de metacognición o “conocimiento propio del conocimiento” es similar a los estados de vigilia y sueño, por lo que esto nos conduce a una mayor conciencia mientras soñamos.

2. Despiértate y vuélvete de nuevo a la cama Wake back to bed (WBTB)

Esta es una técnica que consiste en poner la alarma cinco horas después de irte a acostar. Así, te vas a dormir y cuando suena la alarma, te quedas despierto durante 30 minutos, realiza durante este tiempo cualquier actividad, como leer, por ejemplo, y te vuelves a quedar dormido.

De esta forma, y tal y como se refleja en otro informe, también publicado en el (NIH), las posibilidades de tener sueños lúcidos aumentan al elegir una actividad que requiera estar completamente alerta durante el proceso.

3. Inducción mnemotécnica de sueños lúcidos 

En 1980, LaBerge creó una técnica llamada Inducción mnemónica de sueños lúcidos (MILD). Fue uno de los primeros métodos que utilizó la investigación científica para inducir los sueños vívidos. MILD se basa en un comportamiento llamado memoria prospectiva, que implica establecer la intención de hacer algo más tarde.

¿Cómo usar la técnica MILD? Mientras duermes, intenta identificar una “señal onírica” ​​o algo que sea irregular en el sueño. Un ejemplo de ello es que estás volando en el sueño, así que reconoce esta señal como distintiva, y asóciala a que esto solo ocurre porque estás soñando y repite en tu mente: “la próxima vez que sueñe, quiero recordar que estoy soñando”.

También se recomienda usar esta técnica si te despiertas en medio del sueño y anotarlo, porque así el sueño estará más fresco en tu mente.

4. Llevar un diario de sueños

Si estas, de verdad, interesado en el tema, anotar a diario los sueños que recuerdes es un método efectivo y popular para conseguir tener sueños lúcidos. Porque cuando los escribes, te ves obligado a recordar lo que sucede durante cada sueño. De eta forma, te ayuda a reconocer las señales oníricas en tu mente y, por lo tanto, a mejorar la conciencia de tus sueños.

Y si quieres obtener mejores resultados, apunta lo que recuerdes de tus sueños nada más despertarte, y lee tus sueños con frecuencia, conseguirás manejar tus sueños y por qué no ¡hacer algunos realidad!

Tomado de: La Mente Maravillosa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*